Link completo de la nota:

09-09-2019
Ganaderķa

Ovinos y caprinos en Santa Fe: falta oferta para poner a funcionar la faena

Ovinos y caprinos en Santa Fe: falta oferta para poner a funcionar la faena

Así lo explicó el coordinador de la Mesa Técnica sectorial, Sergio Taffarel. Lo comparó con el dilema del huevo y la gallina: las plantas no faenan porque falta hacienda y los productores no la generan porque no hay demanda. “Se necesita un cluster”, opinó.


Juan Manuel Fernández | @jotafernan

 

La producción ovina y caprina en Santa Fe, que muestra signos de crecimiento a partir del incremento de las majadas y el uso comercial de las mismas, se encuentra entrampada en un dilema como el de huevo o la gallina pero entre frigoríficos y productores. “Acá las salas de faena no faenan porque no hay volumen de animales y los productores no hacen volumen porque las plantas les dicen que no pueden trabajar con 5 corderos por semana; entonces estamos en esa disyuntiva”, precisó el médico veterinario Sergio Taffarel, coordinador de la Mesa Técnica Ovina y Caprina de la provincia.

 

Para corregir esta situación, el técnico consideró que se necesita desarrollar un “cluster” ovino y caprino, ya que “el productor individual no puede generar la escala necesaria”. Con ese objetivo, comentó que desde la provincia están trabajando en identificar las salas de faena “y después tratamos de armar grupos de productores alrededor para que faenen ahí”.

 

Taffarel comentó que “las salas tienen que ser multiespecie porque los costos fijos son altísimos” y la oferta de oveja y cabra -por su ciclo productivo- es estacional, por lo que esas plantas necesitarían contar con materia prima, por ejemplo cerdo, para trabajar fuera de “zafra” y hacer sustentable la operatoria.

 

Actualmente hay instalaciones en distintos puntos de la provincia. En Santa Isabel (departamento General López) se está trabajando en restablecer una. Hay otras en Gálvez, San Justo, Laguna Paiva, Avellaneda y “está la posibilidad de que Nelson también faene”. A las que se suman las 6 salas de faena móviles que distribuyó la Nación, tres de la cuales se encuentran en el norte provincial. “Ninguna está faenando, pero están en condiciones de hacerlo”, indicó Taffarel.

El punto de equilibrio para poder operar con ovinos y caprinos depende de los números de cada planta, pero el técnico supuso que “entre 50 y 60 corderos semanales sería una capacidad de faena de una tarde en un frigorífico de medio volumen y con eso estaría bien; pero es difícil juntarlos”.

 

Incluso mencionó el trabajo de promoción del consumo de estas carnes que se viene haciendo a nivel nacional y provincial, por ejemplo en varias exposiciones rurales, pero advirtió que se corre el riesgo de estimular una demanda que aún no tiene la suficiente oferta.

 

Al trazar un diagnóstico sectorial, el funcionario indicó que se nota un incremento de las majadas, que a su vez dejan de ser de consumo doméstico para tener un fin comercial. Sin embargo, el sector mantiene una alta informalidad. “Los animales no están correctamente inscriptos en Senasa, no tienen la documentación necesaria, la faena se sigue haciendo debajo de un árbol y la comercialización es informal”, indicó.

 

Taffarel precisó que sólo un tercio del stock provincial de ovinos y caprinos está declarado, aparentemente por cierto reparo de los ganaderos. “El censo de Senasa del año pasado arrojó 156.000 ovejas sin distinción de categorías en las provincia, pero nosotros calculamos que eso no es más que el 30% de lo real”, dijo, y estimó que las majadas no se declaran “por temor” a mayores costos impositivos. “En realidad no tiene costos tener bien los animales”, aclaró.

 

“Tenemos todos los eslabones, lo que necesitamos es armar esa cadena que traccione una carne alternativa, con una sanidad y trazabilidad correspondiente en la góndola, donde cualquiera pueda acceder al producto”, reflexionó.

 

El tema se abordó hoy en la 2° reunión de la Mesa Técnica Ovina y Caprina, a la que estuvieron convocados técnicos de Assal (Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria) para aportar pautas sanitarias en la manipulación del producto en las instancias de faena y transporte.

 

En este marco, además se procedió a entregar 17 créditos por u$ s 5.2 millones a productores santafesinos en el marco de la implementación de la Ley Ovina en la provincia. Se trata de préstamos destinados a herramientas productivas como pastura, alambrados, infraestructura, genética o máquinas de esquila, con un plazo de 7 años y dos de gracias, a saldar en cuota sin interés.

 

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al(+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral


 



campolitoral.com.ar - Copyright 2019