18-11-2020 / Agricultura

Las lluvias impulsaron el avance de la siembra de la cosecha gruesa

Las precipitaciones de baja intensidad posibilitaron una muy buena infiltración del total de agua caída en el centro norte santafesino.

 


Durante la semana se presentaron dos escenarios distintos, en un comienzo predominó la estabilidad climática con jornadas soleadas, ascenso de las temperaturas diarias y ambiente seco, por lo que las actividades agrícolas estuvieron centradas en el proceso de cosecha del cultivo de trigo.

 

Luego, ingresó un frente de tormenta que provocó lluvias de baja intensidad lo que posibilitó una muy buena infiltración del total de agua caída.

 

Los montos pluviométricos acumulados en el período de inestabilidad oscilaron entre 25 a 80 mm, en los diferentes departamentos del centro norte santafesino.

 

Las tareas agrícolas, luego de las lluvias y a medida que la cama de siembra lo permitió, incrementaron los movimientos de equipos y sembradoras en todo el área, indicó el Sistema de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

 

Continuó la siembra de algodón, arroz, sorgo granífero y soja temprana. La implantación de esta última, nuevamente adquirió importancia por la disponibilidad de óptimas condiciones de humedad en los primeros centímetros de los suelos, estimándose una intención de siembra de 950.000 ha, lo que representaría aproximadamente un 5,5 % más, que la superficie lograda en el ciclo anterior, que fue de 897.500 ha.
 

Algodón
 

El proceso de siembra, que había avanzado hasta que la humedad de los perfiles de los suelos lo permitió, se detuvo dos a tres días del período, pero luego de las precipitaciones registradas recuperó el ritmo.

 

En el sector este del área algodonera santafesina alcanzó el 95 % de la intención prevista, en cambio en el sector oeste, como consecuencia de las lluvias y de mejores condiciones en la cama de siembra, se iría logrando un mayor ritmo de la implantación en las próximas jornadas.


 

El grado de avance para toda el área algodonera, hasta la fecha fue del 40 %, unas 20.400 ha, en base a una intención de siembra de 51.000 ha.

 

El estado general del cultivo se observó muy bueno, en las parcelas implantadas y que no fueron afectadas por las inclemencias climáticas de semanas anteriores.

 

Girasol
 

Las oportunas precipitaciones de la semana mantuvieron a los lotes de girasol, en estado bueno a muy bueno.

 

A medida que fueron avanzando en las distintas etapas fenológicas, se relevó la diferencia bien marcada de los cultivares que sufrieron estrés hídrico, dado que presentaron menor desarrollo, altura de las plantas y con estructuras irregulares, comparadas con las de la campaña pasada.

 

Hasta el momento se observó muy buena sanidad, sin inconvenientes.

 

Maíz temprano

 

Los cultivares presentaron un buen estado, las nuevas precipitaciones registradas posibilitaron la continuación de la recuperación o el mejoramiento de los mismos, en cuanto al crecimiento foliar y desarrollo de la estructura de las plantas, revirtiendo así, lo que padecieron semanas atrás, por la falta de humedad en el perfil de suelo.


 

El cultivo no presentó inconvenientes por la presencia de plagas o enfermedades.

 

Trigo
 

Las condiciones climáticas estables al principio de la semana permitieron el avance y el desarrollo de los trigales, como así también un mayor movimiento de equipos y cosechadoras, que reflejó un incremento en el ritmo del proceso de recolección, en los departamentos del norte y centro del SEA, General Obligado, Vera, Nueve de Julio, noroeste de San Javier, San Justo y norte de Las Colonias, Castellanos y San Cristóbal.

 

En cambio, se intentó la cosecha en los lotes más avanzados del sur santafesino, pero los valores de la humedad de los granos superiores al 18 % y la presencia de algunos verdes, no permitieron el avance del proceso e hicieron que el mismo se prorrogara por algunos días.

 

Hasta la fecha se alcanzó un grado de avance del orden del 30 %, representando aproximadamente unas 104.550 ha.

 

Para la campaña 2020 se estimó que el rendimiento promedio fluctuaría entre 20 y 21 qq/ha, en el área del SEA. Lo que indicaría una disminución de 13 a 14 qq/ha al alcanzado el ciclo anterior, que fue de 34,25 qq/ha. Lo que llevaría a una disminución aproximada de 720.000 tn anuales.

 

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al(+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral
 


Dejanos tu comentario

+ Noticias


En Portada