11-07-2020 / Los trabajadores amenazan con medidas de fuerza

¿Peligra la cosecha de frutillas?

La llegada de la pandemia y la cuarentena desnuda problemas estructurales a nivel laboral en Coronda y la zona de la costa santafesina. Desde la provincia y Uatre coordinan un trabajo para mejorar las condiciones.

 


La cosecha de frutilla y la de zanahoria son dos economías regionales de dos zonas muy características de Santa Fe: Coronda y la costa. En ambas, la precarización estructural de todo tipo ha subsistido durante años por múltiples razones, y la irrupción de la pandemia obligó a replantear estos temas de fondo.

 

En este sentido, el gobierno de la provincia continúa trabajando en la fiscalización y control del trabajo golondrina (aquel que se hace de forma estacional). Según el secretario de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Juan Manuel Pusineri, el tema es clave para empezar a revertir estas problemáticas. “La semana anterior tuvimos una reunión con intendentes y presidentes comunales con el objetivo de que esta fiscalización sea realmente efectiva, que haya una colaboración por parte de las autoridades locales, para que se cumplan las normas referidas al aislamiento de los trabajadores que llegan de otras jurisdicciones, por un lado, y al cumplimiento efectivo de los protocolos durante la actividad, por el otro”.

 

Esta última semana, se sumó a la Unión Argentina de Trabajadores Rurales (UATRE) “que es la representación de los trabajadores y tiene mucho que decir y participar en toda esta cuestión, no solamente porque conoce la realidad sino también porque tiene un particular interés en las condiciones dignas de higiene y de seguridad en el trabajo; por eso ahora vamos a complementar el trabajo, con lo que puede realizarse desde el gremio y desde el registro de trabajadores rural”.

 

Finalmente adelantó que desde este martes en conjunto con el Ministerio de Salud, la Secretaría de Desarrollo y Fortalecimiento Institucional y la subsecretaría de Comunas, van a llevar adelante una primera acción de capacitación para productores y trabajadores, en todo lo que es normativa sanitaria de coronavirus; junto con las otras comunas de la costa y en Desvió Arijón.

 

Blanqueo necesario 

 

Para el secretario General de la Uatre, Hugo Perino, la llegada de la pandemia puso sobre el tapete deudas históricas en materia laboral en ambas economías regionales. Y desde el gremio quieren aprovechar para empezar a saldarlas. “Se trata de un trabajo que hacemos año a año a lo largo del país al visitar los establecimientos”, le dijo a El Litoral. “En el caso de nuestra costa, ya habíamos estado haciendo visitas y constatamos mucho trabajo irregular. Incluso nos decían que podía llegar gente de afuera para levantar la zanahoria. Nosotros ya habíamos estado pidiendo inspectores al Ministerio de Trabajo, pero no estaban saliendo por la pandemia. Por eso, volvimos a mandar una nota al Ministerio de Salud, nos reunimos con sus representantes y coordinamos hacer operativos en el lugar. En Santa Rosa de Calchines constatamos que no se implementaban protocolos de Covid. Pero no sólo eso: la gente no tiene recibo de sueldo ni equipos de trabajo. Por eso transmitimos nuestra preocupación al ministerio de Salud”, agregó.

 

 “Esto motivó otra reunión donde fuimos recibidos por Pusineri, junto con otras autoridades fijamos nuestra preocupación por la salud de los trabajadores y de la misma población”. La agenda siguió con una visita con personal de higiene y seguridad, Uatre, Salud. “También fuimos recibidos por el intendente de Coronda y algunos concejales preocupados por el tema. Luego recorrimos algunos lugares para dejarles asentados la problemática en el terreno. Vimos que algunas cosas se empezaban a hacer, pero todavía falta mucho”, aseguró.

 

De hecho, Perino manifestó la decisión de los trabajadores de Coronda de no avanzar la cosecha si no se concretan mejoras en sus condiciones.

 

1500 trabajadores

“La cosecha arranca a fines de julio, y va a haber unos 1.500 trabajadores, con quienes todavía falta mucho por hacer. En primer lugar, están cobrando por debajo del salario correspondiente. Un trabajador está cobrando $ 400 por día, cuando el jornal legal está en $ 980. Tampoco tienen elementos adecuados de trabajo ni de transporte, por lo que no se descarta que hagan alguna asamblea y algún paro. Ellos quieren tener sus derechos. La semana que viene vamos a volver a hacer relevamientos en las quintas para hacer un acompañamiento en la prevención, que es la única manera de lograr resultados positivos”, expresó Perino

 


Dejanos tu comentario

+ Noticias


En Portada

6 de agosto: un día para celebrar a los profesionales del campo

En el marco de la celebración del Día Nacional de la Educación Agropecuaria la Escuela  Granja de la Universidad Nacional del Litoral  propone un ciclo de entrevistas virtuales abiertas a toda la comunidad educativa. El presidente del Colegio de Veterinarios de Santa Fe destacó el rol fundamental de la profesión durante la pandemia.

6 de agosto: un día para celebrar a los profesionales del campo