19-03-2020 / Actualidad

Coronavirus: se frenó la producción de cortes Hilton y frigoríficos exportadores reducen su actividad

Es a raíz de la crisis que atraviesa Europa, por lo que hay plantas que dejaron de comprar hacienda para ese destino. Algunas incluso prevén suspender la faena. China está volviendo a comprar, pero a cuenta gotas.



Juan Manuel Fernández | @jotafernan

 

La cadena de ganados y carnes argentina se encuentra expectante a la evolución del alerta sanitario por el avance del coronavirus COVID 19. Ya se sienten algunos efectos, especialmente por la paralización de la demanda europea, como una desaceleración del ritmo de faena en algunas plantas o incluso la probabilidad de suspender el trabajo en otras, sobre todo aquellas que trabajan cortes Hilton. Mientras en el mercado interno, si bien las compras de restaurantes están resentidas, la venta de carne bovina aún se sostiene; pero no se sabe por cuánto tiempo.

 

“Hay una inestabilidad en el mercado muy grande” dijo el titular de CICCRA (Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes), Miguel Schiariti, a raíz de tres factores: el comercialización de la semana pasada, las lluvias y la situación que genera el coronavirus. Esta combinación, dijo hizo que el precio de la hacienda “haya pegado una estampida”, aunque no sería por mucho tiempo por la combinación de otros aspectos que impactarán -según su opinión- en la demanda interna y externa. 

 

“El poder adquisitivo del asalariado sigue siendo escaso”, dijo el industrial, a lo que sumó el freno casi total en comedores y restaurantes. “Se va a vender menos carne y se está vendiendo menos carne”, afirmó. Mientras en el exterior -agregó- “tienen el mismo problema”, porque la carne se consume exclusivamente en restaurantes, que actualmente están vacíos por efecto de la rigurosa cuarentena por el coronavirus. “En Italia, Francia, España, que son compradores fuertes de nuestras carnes, ya hay algunos pedidos de importadores que dicen «no me embarques»”, dijo, por lo que estimó “una sobreoferta de carne a corto plazo, que seguramente va a generar también a corto plazo una caída de precios de la hacienda”.

 

La situación del mercado europeo está siendo comunicada a los ganaderos por algunas plantas frigoríficas. Por ejemplo Forres-Beltrán S.A. de Santiago del Estero en una nota a sus clientes afirma que los compradores “han suspendido los contratos de compra de cortes Hilton en curso”, motivo por el cual el frigorífico “se ve impedido de seguir produciendo la cuota Hilton hasta nuevo aviso y solución de la crisis en Europa”. Hacia otros destinos -aclaran- se sigue trabajando con normalidad.

 

En otras firmas estarían pasando por lo mismo. Fuentes del sector afirman que la parálisis de la demanda europea se parece al freno abrupto de la demanda china, aunque ahora agravado porque tampoco hay salida de producción kosher. “El resto que queda está con precios muy bajos y China todavía no repunta. Recién ahora comienza a moverse pero hay una complicación terrible con los contenedores”, apuntó un ejecutivo. Y agregó que el flujo hacia el gigante asiático se dificulta porque quedaron en destino mucho contenedores y no disponen de vacíos. “Seguir produciendo y stockear es imposible, ya que están todos los depósitos llenos”, indicó, motivo por el cual -adelantó- su planta frenará la producción la semana próxima a la espera de ver la evolución de la coyuntura.

 

“Hay frigoríficos que piensan en parar, otros disminuyen la faena”, admitió Mauricio Tschieder, gerente de hacienda de la Cooperativa Guillermo Lehmann, consignataria de peso en la provincia de Santa Fe. Confirmó que “no hay mercado UE; por lo tanto todos los cortes de alta calidad no se están faenando y el productor que hace novillo pesado para ese mercado está con esa dificultad de tener los animales sin mercado o volcarlo al interno a menor valor”. Se trata de una plaza que el año pasado compró el 12 % de las exportaciones argentinas. Sin embargo refirió que China, que en 2019 se llevó el 73% de las exportaciones, se está reactivando “despacito”. Dependerá de la evolución del alerta sanitario, pero podría tratarse de “una buena noticia”.

 

Sobre lo que se espera en el mercado interno, Tschieder consideró que si bien el poder adquisitivo podría seguir deprimido y los restaurantes no tendrá mucho trabajo, “sí es verdad que quizás aumenta la venta de carne en las carnicerías”. Al respecto mencionó comentarios de un matarife abastecedor de una caída en el suministro a comedores pero un aumento de las ventas a carniceros a raíz de una mayor demanda hogareña. Debido a que el 55% de la venta de carne en el país se realiza en carnicerías, estimó que “son factores que van a compensar un poco este menor movimiento de la gente en las calles”.

 

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al(+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral


Dejanos tu comentario

+ Noticias


En Portada