08-01-2020 / Agricultura

Golpeado por la caída de Vicentín, ya se trilló un tercio del girasol del centro norte santafesino

La aceitera demandaba el 50 % del grano de la región y un 30 % del total nacional. Sin este jugador, los precios bajaron y la brecha entre pizarra y FAS Teórico ronda el 28 %. La situación es delicada, pero surgieron alternativas en la región para “descomprimir” el mercado.



Juan Manuel Fernández | @jotafernan

 

Más de un tercio del girasol en el centro norte santafesino ya fue cosechado en una campaña marcada por la ausencia de Vicentín, el mayor comprador en la región con aproximadamente el 50% de la demanda.

 

“La situación sigue siendo grave, pero no tanto como se presentó en un principio”, dijo a Campolitoral Mariano Tortul, jefe de productos agrícolas de la Unión Agrícola de Avellaneda (UAA), cooperativa que volcaba en la aceitera dos tercios de las 200 a 250.000 toneladas de girasol provenientes de la zona (incluye Chaco y Santiago del Estero) que comercializan en cada campaña. De todos modos aclaró que “está afectada la comercialización” y reciben consultas de empresas de la región que vendían a Vicentín en busca de colocar su mercadería.

 

Tortul indicó que la cooperativa logró amortiguar el impacto de ese fuerte recorte de la demanda por dos canales. Por un lado cerraron un contrato con la aceitera Buyatti para procesar a fasón unas 50 a 80.000 toneladas de girasol y orientar aceite y pellets principalmente al mercado interno. Además, por intermediación de ACA (Asociación de Cooperativas Argentinas) concretaron una exportación inusual de grano por 30.000 toneladas que “deja abierta una ventana de descarga para descomprimir”. La UAA es uno de los actores de mayor peso en el norte argentino, ya que comercializa alrededor de un tercio de las 700.000 toneladas que produce esa zona del país.

 

A nivel nacional la caída de Vicentín, que procesaba aproximadamente 1 millón de toneladas, equivalente a un tercio del total de Argentina, impactó en el mercado doméstico de girasol. Al inicio de la campaña en agosto los forwards con entrega en enero de 2020 en las terminales portuarias de la zona de influencia de Rosario se ofrecían a 240 u$ s/tonelada. Pero tras la caída de la firma santafesina los valores disminuyeron y actualmente en Rosario se paga u$ s 230. También se observa una diferencia considerable, al 7 de enero, de $ 5.292 por tonelada entre el precio de pizarra ($ 13.710) y el FAS Teórico ($ 19.002 para). La brecha es del 28 %.

 

Mientras tanto, el Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe indicó hoy que, luego de las últimas lluvias, fueron mejorando las condiciones de piso y con ello el proceso de cosecha incrementó su ritmo hasta alcanzar un 35 % de la superficie implantada. “En el departamento General Obligado fue donde se observó el mayor movimiento de equipos y cosechadoras”, indica el trabajo.

 

Los rendimientos promedios obtenidos fueron desde mínimos de 14 qq/ha, a máximos de 28 qq/ha con lotes puntuales de 30 qq/ha, considerados buenos por el sector productivo.

 

A su vez, un 93 % del cultivo implantado se encontró en estado bueno a muy bueno, con algunos lotes excelentes, un 5 % en estado bueno a levemente regular y un 2 % en estado regular a malo.

 

Los cultivares se detectaron en muy buen estado sanitario, no presentándose inconvenientes de patógenos ni de insectos, pero continuaron los ataques de palomas y cotorras, ya enunciados, en varios informes anteriores.

 

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al(+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral


Dejanos tu comentario

+ Noticias


En Portada

Hilos de seda para sostener a los pobladores en el campo

Entre Ataliva y Lehmann, un proyecto del director de la Escuela Rural 199 General San Martín aspira a darle a las familias una herramienta económica para evitar la migración. Trabajan junto al INTA Rafaela y al Centro de Investigaciones Entomológicas de Misiones. Buscan financiación de la Unión Europea para desarrollar un polo sericícola en la región.

Hilos de seda para sostener a los pobladores en el campo