12-09-2019 / Hoy colaboran en los incendios rurales del Amazonas

La aviación agrícola conmemora hoy su día

La actividad se ha transformado en una herramienta fundamental para la producción agrícola moderna. Menos agua, menos agroquímicos, y la posibilidad de combatir incendios rurales, de la mano de una sola disciplina. 

 



Un día como hoy, pero de 1926, Argentina sufría una devastación agrícola incontrolable en todo el norte del país causado por la Tucura. Era tal la magnitud de este problema, que el Centro de Aviación Civil de Buenos Aires decidió presentar un proyecto de pulverización aérea al Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación. El plan estaba a cargo de los pilotos Viscarret y Gustavo Gerock, que habían modificado un avión añandiéndole una pequeña tolva con descarga ventral.


El plan de los pilotos consistía en trasladarse con el avión al interior de la provincia de Santa Fe (cerca de Rafaela) y esperar la incursión de alguna manga langostera, sobrevolarlas y aplicar insecticida en vuelo.


Los contundentes resultados obtenidos en las campañas sistemáticas contra la tucura significaron una legitimación total de la aviación agrícola y le dieron un espaldarazo para su desarrollo sostenido en las décadas siguientes.


Hoy, con la utilización de productos más amigables con el medio ambiente, y con aeronaves diseñadas específicamente para tal fin, se ha transformado en una actividad indispensable para la agricultura moderna.

 

El hecho de no pisar el lote y el uso de una menor cantidad de agua, le otorgan una gran ventaja por sobre la aplicación terrestre. Además, su versatilidad le permite ser utilizada para el combate a incendios rurales y forestales. Inclusive para la siembra aérea de cultivos de cobertura, ampliamente utilizados en planteos más sustentables.


Esta semana, varios aviones aeroaplicadores argentinos partieron a trabajar para ayudar a controlar el incendio en el Amazonas Boliviano. 



Dejanos tu comentario

+ Noticias


En Portada