09-08-2019 / Ganadería

Carne y ambiente: el laboratorio no es una solución

Mientras arrecian las acusaciones contra la ganadería por su efecto climático, la producción de carne en laboratorio no estaría exenta de emisiones. Así lo afirmó el especialista de INTA Aníbal Pordomingo en el congreso de Aapresid.



Juan Manuel Fernández | @jotafernan

 

 

Mientras crece el debate público sobre la incidencia del consumo de carne vacuna en el proceso de cambio climático y calentamiento global -en las últimas horas estimulado por un nuevo informe de Naciones Unidas que apunta contra la ganadería-, el especialista de INTA Aníbal Pordomingo advirtió que la “carne de laboratorio” no sería una alternativa superadora, al menos en cuanto a emisión de gases de efecto invernadero.

 

Durante la jornada inaugural del congreso de Aapresid en Rosario, el agrónomo -máster en nutrición animal y doctor en filosofía en ciencia animal- indicó a Campolitoral que el proceso industrial de producir fibras animales cuenta con una “huella ambiental” que difícilmente sea menor a la ganadería, que a su favor cuenta con la posibilidad de contrarrestar las emisiones con la captura de carbono de la atmósfera a través de pasturas o pastizales.

 

Si los futuros fabricantes de “carne de laboratorio” apuntaran a equilibrar este balance, “lo que deberían hacer es comprar carbono en otro lado para compensar, por ejemplo forestación”, afirmó el especialista. Foto: Juan Manuel Fernández

 

Aunque consideró que “la ganadería tiene mucho para hacer en materia de emisiones, con pocos ajustes puede mejorarlo mucho para bajar la emisión por unidad de producto generado”, Pordomingo destacó que la llamada “carne de laboratorio” -en realidad un cultivo de tejidos con saborizante- “tampoco son tan inocuos (para el medioambiente); utilizan en su huella ambiental, de carbono, hídrica, muchos recursos si le ponemos todos los insumos que hacen a ese producto”.

 

 

La actividad ganadera -remarcó- tiene un cualidad que el laboratorio no. “Si tiene un componente pastoril y las pasturas son bien manejadas puede ser fijadora de carbono y tener un balance neutro; cosa que estos sistemas de producción industrial no pueden hacer dentro del sistema”. De tal modo, si los futuros fabricantes de “carne de laboratorio” apuntaran a equilibrar este balance, “lo que deberían hacer es comprar carbono en otro lado para compensar, por ejemplo forestación”.

 

“La ganadería tiene la oportunidad que si participa mucho con pasturas y pastizales regeneradores de piletas o pooles de carbono, desde el punto de vista del componente de la huella puede ser neutro”, insistió.

 

Pordomingo, quien trabaja en un nuevo esquema de tipificación para la carne vacuna en Argentina, consideró que esta novedad no implicaría un riesgo para uno de los productos emblemáticos del país. “Estamos lejos de decir que es una amenaza para la ganadería argentina”, excepto que el país decida ser exportador de carne picada, un objetivo que no está planteado para Argentina.

 

“Para lo que hoy llamamos carne, eso no se parece”, sentenció. Se trata, en realidad, de un cultivo de tejidos con la textura de una hamburguesa muy molida. “Se le pueden dar aromas y sabores de la carne”, dijo, e incluso ser un producto viable para el mercado de las hamburguesas en algunos lugares del mundo “donde puede haber quienes les importa menos el origen” del alimento. “Así comemos salchichas u otros productos de la canasta familiar y no nos preocupa demasiado si compite con el bife o las exportaciones de carne, son un producto más; probablemente estemos hablando de esa categoría de producto”, remató.

 

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al(+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral


Dejanos tu comentario

+ Noticias


En Portada