CampoLitoral
Edición del Sábado 16 de junio de 2018

Un trabajo de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires

Derribando mitos: sin retenciones creció la recaudación triguera

La eliminación de derechos y restricciones a las exportaciones generaron un impacto positivo en la cadena sectorial: el fisco cobró 29% más; la producción saltó 64%, las exportaciones 38% y el valor agregado 132%.

missing image file

Exponencial. Según las estimaciones de la Bolsa de Cereales el Producto Bruto de la Cadena del Trigo (Valor Agregado) durante la nueva campaña 2018/19 crecería 33% respecto de la campaña anterior, y un 132% respecto de la campaña 2015/16.

Foto: Archivo

 

Campolitoral

campo@ellitoral.com

Un trabajo técnico de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires corroboró que la actividad agrícola se potencia sin el peso de la retenciones a la exportación y, sobre todo, no representa una retracción de la recaudación para el Estado sino todo lo contrario.

Bajo el título “Campaña 2018/19: contribución de la cadena del trigo a la economía argentina”, el estudio anticipa un incremento del 33% en el Producto Bruto Triguero en el período agrícola que se inicia, que alcanzaría un total de 3.591 millones de dólares.

En retrospectiva, también se afirma que desde el fin del impuesto a la exportación del cereal y sus derivados (la campaña 2015/16 fue la última bajo aquel esquema normativo), se destaca que los nuevos incentivos dados por la eliminación de derechos y restricciones a las exportaciones han generado un impacto positivo en la cadena sectorial, con incrementos significativos de la producción (+64%), las exportaciones (+38%) y del valor agregado (+132%).

Por su parte, gracias al incremento de la actividad y la base imponible, los ingresos fiscales superaron ampliamente lo que dejo de recaudarse por derechos de exportación. De esta manera, la recaudación fiscal registra un incremento del 29% luego de la eliminación de las retenciones.

Negocio potenciado

El trabajo lleva la firma del economista Agustín Tejeda Rodríguez y los analistas Virginia Ceccarelli, Milagros Ibarguren y Juan Pablo Gianatiempo, integrantes del Instituto de Estudios Económicos de la entidad porteña.

Entre las principales conclusiones, se destaca la gran capacidad de respuesta que ha mostrado la Cadena del Trigo al nuevo esquema de incentivos dado por la eliminación de derechos y restricciones a las exportaciones.

Sólo en la campaña siguiente al cambio de políticas el área sembrada se incrementó un 32% y los productores adoptando paquetes de alta tecnología pasaron del 17 al 35% del total. Para la presente campaña se espera un nuevo incremento del área y la tecnología, que podrían arrojar un volumen de producción récord superior a los 19 millones de toneladas de trigo.

Estas decisiones del productor se han multiplicado a lo largo de los distintos eslabones de la Cadena de valor, y de acuerdo a las estimaciones de la Bolsa de Cereales el Producto Bruto de la Cadena del Trigo (Valor Agregado) se ubicaría durante la nueva campaña 2018/19 en torno a los 3.600 millones de dólares. Esta cifra representa un crecimiento del 33% respecto de la campaña anterior, y un 132% respecto de la campaña 2015/16.

De esta manera, la Cadena del Trigo mostraría un incremento de su Producto Bruto por tercera campaña consecutiva, liderando el crecimiento de las cadenas agrícolas desde el cambio normativo.

Con un desempeño muy superior al del conjunto de la economía argentina, la Cadena del Trigo duplicaría su participación en el PBI del país en sólo tres campañas.

Asimismo, durante el 2019, esta Cadena contribuirá con una mayor recaudación (+20%), mayores exportaciones (+23%) y un nivel de facturación en torno a los 5.000 millones de dólares (Valor Bruto).

En las arcas

Respecto de los ingresos fiscales, debe destacarse que la recaudación vía otros tributos, especialmente el impuesto a las ganancias, ha superado la disminución de los mismos por la quita de las retenciones. Entre la campaña 2015/16 y la actual, la recaudación crecería un 29% (+200 millones de dólares). Esta situación genera una mejora de todos los agentes recaudadores, incluyendo a las provincias que se ven favorecidas por un aumento en los ingresos por impuestos coparticipables o recaudados directamente por estas.

Por otro lado, debe notarse que este trabajo se ha centrado en los impactos directos de la Cadena del Trigo sobre la economía argentina. La contribución podría ser mayor si se agregan los eslabones relacionados con la industria de segunda transformación y el consumidor final, y si se consideran las interacciones con el resto de los sectores de la economía.

Además, no se han profundizado otros beneficios adicionales, vinculados con el aumento del empleo directo e indirecto; o la sustentabilidad de los sistemas productivos por la mayor inclusión de gramíneas en la rotación y la mejora en indicadores de tecnología aplicada al cultivo como la fertilización.

Finalmente, el enfoque que se planteó en este trabajo no solo sirve al propósito de estudio, sino que abre las puertas a la evaluación de impacto de diferentes políticas que se apliquen a las cadenas de valor agroindustriales.

missing image file

missing image file

Compartí con nosotros tu opinión sobre este tema

Encontrá ediciones Anteriores

<<Julio 2018>>
L M M J V S D
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031
Año:
Mes: