Campo Litoral

Laboratorio de la Cámara Arbitral de Cereales de Santa Fe

Nuevo edificio para más y mejores análisis

La construcción avanza a buen ritmo en el puerto santafesino. Las autoridades prevén su inauguración en los primeros meses del otoño. Novedosos servicios ampliarán el perfil desde materias primas hacia alimentos.

missing image file

Sustentable. Las nuevas instalaciones se levantan usando la técnica Steel Framing y contemplan el aprovechamiento del agua y la energía solar.

Foto: Luis Cetraro

 

Juan Manuel Fernández

jmfernandez@ellitoral.com

El laboratorio de análisis de la Cámara Arbitral de Cereales (CAC) de la Bolsa de Comercio de Santa Fe ya empezó a preparar la mudanza. Con un avance que supera el 50% en la construcción del nuevo edificio, radicado en el puerto capitalino, la autoridades estiman que entre marzo y abril del próximo año habrán salido del microcentro para comenzar a operar desde una ubicación óptima para la logística y en instalaciones especialmente diseñadas para ampliar y mejorar la oferta de servicios. A partir de entonces sumarán estudios de calidad de harina, genética de semillas, residuos de plaguicidas, calidad de aceites y presencia de micotoxinas.

La idea de encontrar un nuevo alojamiento surgió 8 años atrás, cuando los 450 metros cuadrados de los que el laboratorio dispone en el edificio de la Bolsa -sobre plena peatonal santafesina- empezaron a quedar chicos. En ese momento ya estaban al límite, procesando unas 50.000 muestras al año. Al poco tiempo habían duplicado el trabajo y debieron acelerar el proyecto de traslado. En la próxima ubicación multiplicarán 2.5 veces el volumen de trabajo, además de agregar nuevas prestaciones gracias a la incorporación de la más moderna tecnología.

Herramientas como cromatógrafos líquidos y gaseosos permitirán sumar análisis de micotoxinas (residuos tóxicos de hongos) según normas de la Unión Europea; un equipo de absorción atómica servirá para identificar trazas de metales pesados como cromo o plomo; instrumentos de electroforesis y PCR en tiempo real serán para realizara análisis genéticos en semillas; y también dispositivos para determinar calidad de harinas a partir de la medición de amilasa, una encima útil para la panificación. Sumando esta nueva oferta a los tradicionales análisis de granos, agua y suelos -entre otros- la entidad se propone posicionarse también en el rubro alimentos.

Cantidad y calidad

“Implica una mayor visualización de la entidad, además de revalorizar y actualizar a la institución, hoy el mundo es muy dinámico y nosotros queremos estar a la altura de las circunstancias”, indicó Olegario Tejedor, presidente de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, entidad que financió la totalidad del proyecto con asistencia del Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR, dependiente de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica).

El directivo sostuvo que uno de los objetivos es promover un crecimiento cualitativo, y no sólo cuantitativo, de la producción regional. Por ejemplo, el análisis genético de semillas servirá para que el productor sepa con certeza qué variedad tiene en su poder o bien determinar, en el caso de la soja, el potencial proteico de la misma para ir en busca de bonificaciones en el precio. Incluso la posibilidad de detectar plaguicidas será una herramienta útil para el comercio exterior, ya que serviría para evitar barreras para-arancelarias. “Queremos que el laboratorio sea considerado como una herramienta y no como un gasto”, afirmó.

Jesús Fernández, presidente de la CAC, destacó la importancia de contar con un “muy buen laboratorio” por su naturaleza de árbitro en las relaciones comerciales, ya que todos los eslabones de la cadena de comercialización son parte de la institución. También valoró el aspecto logístico: “hoy traer una muestra a la Cámara es un problema, porque estamos en la peatonal; y el nuevo edificio permitirá acelerar las respuestas porque se va a trabajar mucho mejor”. Esto, a su vez, hará posible “buscar clientes nuevos para seguir creciendo, además de ampliar los servicios para los existentes”. Actualmente, el laboratorio analiza mercadería de Chaco, Santiago del Estero, Córdoba y Santa Fe. “Todo eso sigue creciendo y no podemos quedarnos con el laboratorio como está”, indicó Fernández, quien recordó que el mismo tiene 115 años de existencia.

Por su parte, el gerente del laboratorio, Mauricio Katz, relató que hoy están “repartidos” por el edificio de la Bolsa, “un diagrama que no es el óptimo para trabajar”. Y remarcó que el nuevo edificio contará con 800 metros cuadrados “perfectamente diagramados”, que harán posible casi triplicar la capacidad de trabajo “porque están pensados todos los procesos”. incluso el edificio se diseñó bajo parámetros sustentables en el manejo de agua y aprovechamiento de la energía solar.

Katz también remarcó cómo los tiempos modernos empujaron los cambios: “en los últimos 20 años la evolución del comercio de granos ha sido mayor que en los 80 anteriores”. Un buen ejemplo han sido en las últimas campañas los análisis de genes patentados en granos de soja, que actualmente representan más de la mitad de los trabajos realizados.

missing image file

Autoridades. Mauricio Katz, gerente del laboratorio; Jesús Fernández, presidente de la CAC; y el titular de la Bolsa, Olegario Tejedor, brindaron detalles de la obra.

Foto: Federico Cioni

800

Metros cuadrados

Será la superficie del nuevo edificio, que duplicará las actuales instalaciones.

Compartí con nosotros tu opinión sobre este tema
SEGUINOS EN TWITTER
Meteorología
Clima
Humedad del suelo
Vista satelital

Últimos comentarios

Ediciones Anteriores
Sitios de interes
RSS
Dpto. Comercial - Teléfono: 450-2502/550 - E-mail: nuevosmedios@ellitoral.com
Redacción - Teléfono: 450-2561 - E-mail: campo@ellitoral.com