Campo Litoral

crónica de un panorama complejo

Transporte de incertidumbre

Transporte de incertidumbre

Campolitoral

campo@ellitoral.com

Al igual que el resto de los eslabones de la cadena de la carne, el transporte de hacienda constituye un mundo en sí mismo, caracterizado por las particularidades de su singular carga (animales vivos), por las constantes tensiones con los dadores de carga (los productores), y por los vertiginosos cambios de un escenario que los obliga de manera constante a reinventar el negocio para poder mantenerse.

 

En este escenario, el 2012 arranca movido: el reciente aumento del gasoil y la eliminación de la exención al pago de los peajes en rutas nacionales corolan un marco caracterizado por la caída del stock bovino (con su consecuente reducción del volumen transportado), y por el ingreso de nuevos jugadores que obligan a los transportistas “propiamente dichos” a agudizar el ingenio.

“Arrancamos el año con ajustes. Un 6 % en el gasoil y la sorpresiva eliminación del beneficio para los peajes”, dice Sergio Borgo, presidente de la Asociación Argentina de Transportadores de Hacienda, entidad que representa a las empresas del sector.

Borgo, uno de los pocos referentes que sobrevive en el negocio desde hace largo tiempo, emprendió hace cinco años el sueño de agrupar a quienes, como él, se debatían día a día para llevar adelante sus empresas: nació así la Asociación Argentina de Transportadores de Hacienda (AATHA), entidad que trabaja para mejorar las condiciones generales del transporte de animales, “el que presenta particularidades que lo hacen único en su tipo”, destaca. Para lograrlo, “nos estamos reuniendo con las autoridades nacionales y con el SENASA cada 15 días”, remarca.

La Cámara, que tiene sede en Santa Fe, sigue incorporando socios de otras provincias. Entre Ríos, Córdoba, Chaco, Corrientes y Formosa se están agregando para solucionar en conjunto las problemáticas comunes. Esta última, particularmente, se encuentra en una situación difícil a raíz de la declaración de aftosa en Paraguay, que prohibe el movimiento de hacienda en esa provincia “hay transportes que hace 20 días que están sin trabajar”, dice preocupado.

Desafíos

La entidad funciona en el marco de la Asociación de Autotransporte de Santa Fe (AAUCAR), la que a nivel nacional reporta a la FADEEAC, que agrupa a todas las entidades del transporte de carga. Merced a la gestión de esta última, habían logrado un beneficio para las empresas que tengan sus requerimientos en regla. “A través de la tarjeta RUTA (Registro Unico Transporte Automotor) se había conseguido un beneficio para todo el transporte interjurisdiccional que los eximía de la totalidad de los peajes nacionales y del 30 % en los provinciales. Este beneficio se cortó el primer día de enero, sin previo aviso.

Según Borgo, el transporte de carga estaba olvidado por muchos sectores de la cadena de la carne, y ahora por el tema de los requisitos del bienestar animal “nos están tomando más en cuenta. Para nosotros, ésa es una bandera que asegura un futuro de trabajo, carga, horarios, lavaderos, en la normativa tendiente a ordenar este sistema para el bien de todos. En Santa Fe existen 7 cámaras de transporte de carga adheridas a FADEEAC, las que formaron un bloque trabajando en conjunto con los temas a nivel provincial”, finaliza.

En la actualidad, AATHA está integrada por 58 empresas, con 339 equipos (154 camiones y 185 acoplados). Sin embargo, existen más de 10.000 habilitaciones para transportar animales en el país. Hoy están participando del PLAMECO (Plan de Mejora Competitiva de la Carne), y también participan del plan de la cadena de la carne a nivel provincial.

Para entrar a un campo a cargar hacienda, un camión debe estar lavado y desinfectado, lo que debe ser certificado por un operario del SENASA. El tema es tal vez el mayor talón de aquiles del sector. “Hay veces que hay que recorrer hasta 500 km. para llegar a uno. Queremos que haya lavaderos en los lugares clave las 24 horas, y que todos los frigoríficos tengan lavaderos habilitados con personal capacitado. En el norte el tema es fatal. En toda la provincia de Formosa hay sólo uno habilitado”, dispara Borgo.

Más jugadores

“La situación de nuestro sector es igual o peor que la que está sufriendo la industria frigorífica, ya que ese 20 % menos de hacienda en el stock ganadero nacional que repercute en la capacidad instalada de la industria, también repercute en el transporte de hacienda, con menos movimientos. Pero a diferencia de la industria, el Gobierno no nos da subsidios para poder pagar sueldos a los choferes”, se lamenta Manolo Lamas, titular de una empresa de transporte con sucursales en 8 provincias. “Pero si paramos los camiones por falta de movimiento, como lo hace a la industria, no nos dan prórrogas en los vencimientos de impuestos, ni muchos otros alicientes que sí se les otorgaron a otros actores del circuito de la carne”, agrega.

Para Lamas, quien maneja su empresa desde hace 18 años, la tarjeta del RUTA implicaba un beneficio importante al no pagar los peajes nacionales, para lo cual había que tener al día al personal, los seguros, y las revisiones vehiculares para poder obtenerlo.

“Lo preocupante además es que por esta medida, uno supone que corre el peligro que no paguen mas los REFOP, que son reintegros a los aportes patronales que paga el sector, plata que sale del gasoil y que pagamos todos los transportistas”, manifiesta preocupado, en referencia al sistema que permite tener los choferes inscriptos, pagando el 931 de la AFIP y aportes al Sindicato. El transporte está pagando casi el 50% de aportes patronales sobre los que cobran los choferes.

Según el empresario, la situación es tan precaria, que muchos ex “jauleros” han tenido que cambiar de actividad, yéndose al cereal, malvendiendo las jaulas y adaptando el camión de chasis a acoplado para poder subsistir y cumplir con los compromisos asumidos. En este contexto, se sumaron en los últimos años los criadores, frigoríficos y feedloteros, quienes fueron adquiriendo camiones en desmedro del jaulero tradicional, que está desapareciendo de la escena.

“En Santa Fe pagamos las patentes más caras y sufrimos un mercado con una mayor concentración de las cargas: los dadores tienen más poder, al igual que los frigoríficos. Estimo que más del 50 % de los transportistas de hacienda no vive de esto. La sobreoferta de jaulas es una muestra de esto”, finaliza Lamas, quien argumenta que para sobrevivir tuvo que implementar una mentalidad empresaria basada en innovaciones tales como la jaula doble piso, y el alquiler de las unidades tractoras, las que le permitieron implementar una logística eficaz en 8 provincias. “Queremos una uniformidad de precios, un solo precio a nivel nacional, ya que los subsidios en el gran Buenos Aires son una competencia desleal para el resto del país”, finaliza.

Empuje

Hugo Bauza es el titular de AAUCAR, entidad que nuclea a los transportadores de hacienda. Representa, además, en la FADEEAC, a los transportistas de granos. “Creo que si el año sigue así, se van a terminar las reservas de granos en los campos. Esto terminará teniendo un efecto adverso para el Gobierno por una menor recaudación, lo que nos afectará a todos”, aclara.

Para Bauza, el gran aportante a la causa nacional es el campo, a través de las retenciones y el aporte de la agroindustria. “Cuando el campo tiene problemas el país los tiene. Es notable la necesidad de lluvias”, manifiesta preocupado.

Pero para Bauza, sortear obstáculos es parte del desafío diario. Como cuando hacía frutillas en su Coronda natal. Por eso, desde la Cámara están llevando adelante la misión de nuclear al sector, capacitando a la gente de manera constante. “Ahora, para subirse a un camión, un chofer deberá rendir 122 horas cátedra. Cambiaremos todo el sistema de enseñanza, el que pasará a ser un carrera terciara”, agrega. La idea prendió fuerte, por eso FADEEAC arrancaron este año con la construcción de la primera universidad para los transportistas, con un plan de trabajo de 2 años, para capacitar a todos los ámbitos que requiere el transporte, desde la logística hasta administración y manejo. La idea es profesionalizar cada vez más el capital humano. Tenemos los puertos más grandes del país con 7.000 camiones por día. Por eso estamos en tratativas con el Gobierno provincial para allanar planes que simplifiquen obras faraónicas como el plan circunvalar de manera definitiva”, dice Bauza.

CAMPO_P9CARITA1.JPG

“En el transporte de granos el mayor déficit está en las terminales. Se deben mejorar las instalaciones, las que quedaron en el tiempo, no hay baños adecuados, creo que el mayor problema es cuando llega la cosecha, no hay playas disponibles para albergar los camiones con los problemas que eso acarrea”

Hugo Bauza

AAUCAR

CAMPO_P9A.JPG

Menos stock. La crisis del sector impacta también en el transporte de hacienda, uno de los eslabones más olvidados de la cadena.

Cifras para pensar

En el transporte de granos y hacienda se cobra por kilómetro recorrido cargado. La tarifa de la jaula simple es de $ 8 a nivel nacional, cuando AATHA midiendo los costos, propuso una tarifa un 26 % superior. Es significativo que un camión que transporta un equipo de trigo, valuado en $ 12.000 tiene la misma tarifa que un camión jaula, cuya carga está valuada en más de $ 150.000.

/// el dato

CAMPO_P9CARITA2.JPG

“Ahora por el tema de los requisitos del bienestar animal nos están tomando más en cuenta. Para nosotros, ésa es una bandera que asegura un futuro de trabajo, carga, horarios, lavaderos, en la normativa tendiente a ordenar este sistema para el bien de todos”

Sergio Borgo

AATHA

Compartí con nosotros tu opinión sobre este tema
SEGUINOS EN TWITTER
Meteorología
Clima
Humedad del suelo
Vista satelital

Últimos comentarios

Ediciones Anteriores
Sitios de interes
RSS
Dpto. Comercial - Teléfono: 450-2502/550 - E-mail: nuevosmedios@ellitoral.com
Redacción - Teléfono: 450-2561 - E-mail: campo@ellitoral.com