11-03-2019 / Actualidad

"Ley del Árbol": la sombra como política

El recurso forestal vuelve a posicionarse como un sujeto activo para las localidades de la provincia. También como una herramienta de diversificación productiva en las zonas periurbanas, además de ayudar en la absorción de napas en campos inundados.



+2




Federico Aguer

faguer@ellitoral.com

 

El Vivero de Recreo es uno de los 2 Centros Operativos Forestales de la Provincia, junto con el de Santa Felicia, en Vera. Desde 2016, ambos predios fueron incluidos en un programa ambicioso que pretende retomar una política forestal con varios ejes, que tienen que ver con la producción y la multiplicación de las especies. El destino es el arbolado público a lo largo de toda la provincia, junto con nuevas herramientas para los productores agropecuarios, y ejemplares para la venta a particulares con precios especiales.

 

“También tenemos la posibilidad de hacer convenios, como el de recría, ya que los viveros son herramientas de la implementación de las políticas públicas forestales en Santa Fe”, expresa con optimismo la Ing. Agr. Marcela Candioti, directora General de Desarrollo Foresto Industrial de la provincia.

 

Según la especialista, los viveros pasan a ser herramientas fundamentales, de cara a la implementacion de la nueva Ley. “Lo que hace la ley es permitir e institucionalizar la Red Provincial de Viveros en fuerte vinculación con los Viveros inclusivos, para trabajar de manera articulada con los gobiernos locales, instituciones, ONGs y los viveristas privados de Santa Fe”.

“Entendemos que el árbol es un elemento desde un lugar sistémico e integral para la producción agropecuaria", dijo  la Ing. Agr. Marcela Candioti, directora General de Desarrollo Foresto Industrial. Foto: Federico Aguer

 

Para Candioti se va incrementando la demanda de manera significativa, sobre todo con la implementación de programas promocionales como “Para cada santafesino un árbol” (del Ministerio de Medio Ambiente) que entrega recursos para la compra de árboles con el destino desde los viveros oficiales y privados para arbolado público.

 

 

Pero no caben dudas que el punto de inflexión fue la ley, que hoy permite avizorar cambios de fondo en los predios provinciales. La Ley viene a reemplazar, mejorar y actualizar lo que era la Ley 9004, con eje del arbolado público como política forestal en la provincia. “Entendemos que el árbol es un elemento desde un lugar sistémico e integral para la producción agropecuaria. Como alternativa, como ordenador del territorio, en las áreas buffer o de transición, a través de cortinas multiestrato y la provisión de servicios ecosistémicos, el tema del descenso de napas, de la presencia de agua en predios agropecuarios, viene a complementar otras herramientas, complementa las BPAs”, afirma.

 

Según Candioti hay que diferenciar el destino de cada especie. “Una planta que va a un predio de un productor agropecuario es un plantín (forestador) más chico, más o menos de 30 a 40 cm. Son plantas que van al campo como cortinas (generalmente la casuarina, un verdadero caballito de batalla, junto con el pino). Salicáceas, sauces y álamos son los más demandados para cortinas caducas, y el ciprés calvo, que tiene cada vez más demanda para aprovechar su capacidad de extracción de napa por su tenor salino”.

 

Sin embargo, a la hora de producir, las plantas destinadas a arbolado público tienen mayor tamaño. Llevan dos años y medio en el vivero hasta llegar a una altura de 2 metros y un diámetro de 6 cm. de circunferencia, con una copa armada, y dentro de una maceta o pan de tierra.

 

 

 

“Estamos promoviendo una forma de trabajo organizado en red, pensando en la refuncionalización, el posicionamiento y el incremento de la capacidad productiva de los viveros, que han sido referentes a la hora del abastecimiento de las plantas. Se trata de potenciar todo eso, porque creemos que son instrumentos muy poderosos que tiene el Estado Provincial para apuntalar sus políticas forestales, que a su vez sirven para el desarrollo productivo de la provincia de Santa Fe”, aseguró.

 

 

¿Qué dice la Ley del árbol?

En el primer capítulo se expone la definición de una política de Estado declarando al Arbolado como Interés Público. Este nuevo paradigma implica que todos los árboles, independientemente del lugar donde se encuentren revisten un carácter especial, ya que adquieren el carácter de interés público. Es una propuesta que declara al árbol de interés público y promueve la implantación de nuevos ejemplares tanto en ámbitos públicos como en privados. Que pretende además, establecer y ampliar los corredores biológicos, crear un registro de árboles distinguidos y llevar a cabo un censo a nivel provincial de todo el material arbóreo. Se establecen mínimos porcentajes a forestar por parte de los privados entendiendo que los desafíos que implica el calentamiento global deben ser asumidos por todos. Por eso, desde el Estado Provincial, asumimos un fuerte compromiso para el cumplimiento de la ley, creando el fondo santafesino de arbolado para solventar los requerimientos del Sector público y privado.

 

Contanos lo que pasa en tu campo

Mostranos con fotos o videos cómo es tu planteo productivo; comentanos lo que pasa en tu zona o denunciá si estás sufriendo algún problema. Hacelo por Whatsapp al(+54)(342)4082678.

Más noticias en Campolitoral


+ Noticias


En Portada

"El daño es de U$S 500 millones"

El Ing. Agr. Juan Manuel Medina, secretario de Agricultura de la Provincia, le puso cifras provisorias a un fenómeno que no cesa. Prorrogan la fecha para solicitar la emergencia.

 

"El daño es de U$S 500 millones"